domingo, julio 08, 2007

Cumplimos un año

2006-2007

Hoy hace un año que ‘La casa del nadador’ abrió sus puertas. Hoy hace un año que salió publicado en estas mismas páginas el primer artículo rico en cloro y antialgas. Sé que suena a tópico lo que voy a decir, pero parece que fue ayer mismo cuando me reuní con María Maicas en la redacción de ‘La Voz’ y hablamos de hacer realidad un artículo que tuviera su piscina pública en la Red. De aquella conversación salió aproximadamente lo que hoy es ‘La casa del nadador’. Porque ya se sabe lo que suele ocurrir con este tipo de artefactos: se reproducen, fagocitan, fracturan, regeneran, y acaba siendo, por regla general, lo que a ellos se les antoja.
En verdad, hasta que estuve metido de lleno en este proyecto, no me hice una idea de la complejidad que suponía inaugurar un blog o bitácora. Y no me refiero a los aspectos técnicos –la configuración de un blog estándar supone un nivel de dificultad mínimo-. Estoy pensando en la posición microscópica que ese blog va a ocupar en una malla, cuyos nudos de enlace van a propiciar una mayor o menor presencia en la Red. Cuantos más blogs amigos te tengan en su lista de recomendables, más posibilidades se tiene de ir captando adeptos. Cuanto más especializado sea el blog, más posibilidades de hacerte con un grupo de lectores de perfil determinado. Cuanto más genérico es el tema tratado, más posibilidades de que la competencia sea descarnada y atroz. Pero ya hemos dedicado dos o tres artículos a reflexionar sobre este tema, y hoy estamos de celebración.

Las cifras

En cuanto vi próximo el aniversario de ‘La casa del nadador’, hice números y analicé lo que podrían ser unos resultados, aun a riesgo de caer fulminado por la eléctrica evidencia de las cifras. El dominio http://www.lacasadelnadador.es/ ha albergado en la Red, a lo largo de este año, cuarenta y cuatro artículos como éste, casi medio millar de comentarios de los lectores y ha recibido unas diez mil visitas. Estos datos, en comparación con otros blogs de mayor calado, alcanzan el valor de una medusa en mitad del Mediterráneo. Sin embargo, mi lectura para nada es pesimista.
La mayoría de blogs –con un número de visitas superior al indicado- publican con una periodicidad mucho más corta y suelen tener voluntad de repositorio –cosa que yo veo con buenos ojos, si se hace con criterio-. ‘La casa del nadador’ decidió colgar un artículo semanal que se iba a corresponder con el que había salido en la sección ´Vivir´ de este periódico el domingo anterior. Esto, a mi juicio, limitó sensiblemente el número de visitas, puesto que los lectores, al conocer la periodicidad, solo tendrían necesidad de visitarlo una vez a la semana o, a lo sumo, dos o tres si querían conocer la opinión de los lectores. Y en cuanto al número de comentarios que han dejado los internautas, en mi opinión, que quizá no sea la más adecuada, no está nada mal. Basta con darse un paseo por diferentes blogs, escogiéndolos al azar, para darnos cuenta de que la mayoría tiene un número muy reducido de comentarios y que se limita a firmar y saludar. Además, un centenar de los comentarios de los lectores los he llevado a las páginas de ‘La Voz’ domingo a domingo. Por todo ello, soy optimista cuando valoro la situación actual de ‘La casa del nadador’, y me siento afortunado por la confianza que me han mostrado algunos lectores semanalmente.
Convertir un blog en un espacio estable de tertulia y reflexión es probablemente la tarea más difícil. Y quizá por eso tengo las miras puestas ahí. Así que con motivo de este aniversario, se avecinan cambios importantes en ‘La casa del nadador’. Para tal finalidad, en su página web, he colgado una sencilla encuesta para que los lectores puedan dar su opinión, sugerir, criticar, valorar, aportar y orientar a quien escribe estas líneas. Cumplimentarla no lleva más de un minuto y a mí me puede ser de gran ayuda. Muchísimas gracias a todos los lectores de ‘La casa del nadador’ por su paciencia y confianza. Ha sido y seguirá siendo todo un placer.

Juan Manuel Gil

8 comentarios:

Juan Manuel Gil dijo...

Mil gracias a todos los que se han pasado por esta casa cada semana. Si hago una fiesta, ellos eligirán la marca de la cerveza.

Anónimo dijo...

Casualidades de la vida, coincide con una fecha muy especial en mi vida, asi que felicidades dobles :)

Si puedo formar parte de la elección, una Heineken por favor...

Saludos

paul viejo dijo...

Por dios, qué suspense...
¿Cambios, cambios? ¿Qué cambios? ¿Cuándo?

Por cierto, o la luna o el reloj, no lo tengo claro, "sueltan" una ventanita de publicidad. Feo, ¿no? ¿Es necesario?

P.

Luna Miguel dijo...

Estoy de acuerdo con Heineken, la Heineken. Por cierto, si te pasas por mi blog verás una cosa graciosa que he encontrado en el puerto de Aguadulce. El secreto de perseo.

Juan Manuel Gil dijo...

amigo anónimo, me alegro de esa doble celebración. marchando una heineken bien helada. gracias dobles.

amiguísimo paulm.old, con las ganas que tengo yo de leerte más a menudo. los cambios llegarán pronto. en cuanto a lo de la ventanita de publicidad a mí no me sale -imagino que porque tengo el bloqueador de ventanas emergentes activado- pero si me das más señas intento solucionarlo. te debo miles de cervezas. dime que este verano vienes. tenemos muchas cosas que contarnos. teneis cama en mi nueva casa. te hablé de mi mudanza?

amiga luna, el cerco parece que se va estrechando. otra heineken para ti. otra heineken para mí.

María dijo...

¡Cómo me alegro, Juanma! También recuerdo ese día, en la pecera de La Voz, cuando te inventaste este oasis que tanto relaja las páginas del domingo y mis paseos por la web. Desde esta ciudad sin mar sigo chapoteando en tu blog. Disfrútalo y mucha suerte.

Fan de Cabellera dijo...

¡Feliz cumpleaños! Coincide con el mío y deseo que La casa del nadador cumpla tantos como los que cumplo yo, que son muchos. El día que esta casa nos abrió sus puertas le auguré una larga travesía. No estuve equivocado. La vi "pintada de frescura" y así ha sido. Que sea por mucho tiempo.
Para mí, que, tal vez por formación y edad, no frecuento esta forma de comunicación, entrar cada semana a La casa del nadador se ha convertido en un hábito estimulante y enriquecedor. Gracias, amigo Juanma.

Juan Manuel Gil dijo...

gracias, maría. ya sabes que esta es tu casa. tienes llave propia. suerte en lo que estás.

amigo fandecabellera, felicidades. y muchas gracias por la confianza que me has transmitido durante todo este tiempo. sigue con nosotros.