lunes, enero 07, 2008

Lo mejor del año 2007

Madrid

Aprovechando estos días de holganza navideña, me he ido a Madrid a que se me dispare el ácido úrico junto a mi faceta más autodestructiva y consumista. Y he sido feliz, la verdad. Además de visitar algunas exposiciones y librerías que llevaba anotadas en un periódico atrasado, me he pateado ceremoniosamente el Corte Inglés, he comido y bebido abundante y bien, me he encontrado con algunos amigos y he recreado con cierta y absurda precisión viajes de otro tiempo. Todo eso lo hice mientras no estuve abordo del vergonzante y achacoso TALGO Almería-Madrid o en un metro empantanado de residuos radioactivos y reivindicaciones laborales.
Probablemente, si supiera hacer un cálculo aproximado del tiempo que pasé en los diferentes lugares en que estuve, estos medios de transporte obtendrían unas cifras que los llevarían a la cabeza de la tabla. Para hacerse una idea: doce horas entre ida y vuelta y un metro con continuas demoras y excusas por lo improvisado del vertedero. La cuestión es que el tiempo que invertí en desplazarme haciendo uso de un vagón fue el mismo tiempo que invertí en la lectura de varios periódicos y sus correspondientes suplementos. Eso es lo que más he hecho en Madrid. Leer.
Por las fechas, a lo que no he tenido más remedio que atender es a esas selecciones que hacen todos los diarios de lo que juzgan lo más de lo más del año 2007. Los personajes del año. Los productos culturales del año. Los momentazos televisivos del año. Las hazañas políticas del año. Cualquier cosa es materia inflamable en este tipo de registros que, por regla general, nos empuja a la siguiente pregunta: quién coño se encarga de hacer la selección y con qué criterios. Sea como fuere, lo cierto es que suelen coincidir en gran medida los distintos medios de comunicación. Y eso, cuanto menos, pone los pelos de punta.

Selección

Yo, esclavo en navidad de modas y tendencias, he decidido llevar a cabo mi propia selección: algunas de las cosas que, en un momento del 2007, para mí tuvieron cierta importancia y por eso decidí incluirlas en ‘La casa del nadador’. La subjetividad en la confección de la misma es absoluta. A estas alturas no me pueden pedir otra cosa.
1. Una de las grandes noticias editoriales del año 2007 fue la reedición en Tusquets de la primera novela de Antonio Orejudo, ‘Fabulosas narraciones por historias’. Por fin está teniendo el recorrido que siempre mereció. De lo publicado este año, me quedo también con ‘La Carretera’ de McCarthy (Mondadori), el esperado libro de poemas de Pablo García Casado, ‘Dinero’ (DVD), ‘Cuánto dura cuanto’ de María Eloy-García (El Gaviero) y ‘Circular 07. Las afueras’ de Vicente Luis Mora (Berenice).
2. Este año ha encallado en la orilla de la playa de Cabo de Gata una muesca del mismísimo horizonte: el Sundown Coffeehall; un lugar que Ernest Hemingway visitaría, si es que no lo hace ya. Además se ha asentado con aplomo y frescura la segunda edición de nuestro envidiado Festival del libro y de la lectura (Lilec) y, a la vez, asistimos a la despedida de una de las revistas más importantes del panorama nacional: nuestra querida ‘Salamandria’.
3. Junto al ascenso del Almería y la detención del terrorífico y superdotado Solitario (¿o al final no era tan inteligente?), aún recuerdo con precisión de polaroid la excelente exposición fotográfica de Manu Muñoz en la Sala Vampiras; de lo mejorcito que se ha visto este año en nuestra ciudad. ‘Femmes’ se titulaba.
4. Además, el final de año nos trajo el nacimiento de un premio literario que tiene su punto de partida en Almería y que, en su primera edición, con casi doscientos poemarios presentados a concurso, ha extendido sus raíces por gran parte de la comunidad hispanohablante. Lo publica una gran editorial (Renacimiento), lleva el nombre de Francisco Villaespesa y el primero en llevarse el gato al agua ha sido Raúl Quinto (Premio Andalucía Joven de Poesía) con ‘La flor de la tortura’. No le pierdan la pista a este libro.
5. ¿Por qué no haré más listas de este tipo? No sé muy bien qué utilidad tienen, pero poseen un alto componente adictivo. Suerte en lo que decidan leer, ver o escuchar durante este año 2008.

Juan Manuel Gil

9 comentarios:

Juan Manuel Gil dijo...

Amigos, ¿me hacen una lista con lo mejor de este año 2007?

Dami� dijo...

¿una lista del 2007?


Sería demasiado subjetivo, me quedaría demasiado futbolístico, si he de quedarme con un momento, lo haría con el gol de Soriano al Murcia (minuto 93 de partido, y consecuencia de mi rotura de fibras en el cuadriceps con la celebración) un libro, "Doctores" de "Erich Segal", y un lugar la playa de las Catedrales en Lugo.


Damián

Perseo dijo...

Hola Juanma. Te deseo lo mejor para este nuevo año en lo personal y en lo profesional. Que se cumplan buena parte de tus ilusiones.

En tu repaso de lo mejor de 2007 te has olvidado de hablar, no sé si intencionadamente, de un libro al que dedicaste un post en tu blog y al que buena parte de nosotros prestamos un pedazo de nuestro tiempo. Me refiero a "El Mundo", de Millás. Además, creo que es de obligatorio recuerdo; creo que se lo debes. Y digo esto porque depositaste sobre él la mayor de tus dudas por el hecho de que hubiera ganado el planeta. Parecía que el premio lo convertía en sospechoso de algo y hoy toca aclarar si resultó inocente...

Me alegro de volver por aquí. Seguiremos guerreando.

Un abrazo.

Juan Manuel Gil dijo...

amigo damián, nunca hay nada demasiado subjetivo. además lo que más nos gusta de ti es tu subjetividad. feliz año 2008.

amigo perseo, feliz año. yo también te deseo lo mejor. no incluí lo de millás porque preferí aludir a cosas que estaban más vinculadas a almería. del resto daban buena cuenta los periódicos de tirada nacional. es cierto que debo aún un artículo sobre 'El mundo' de Millás. Y vendrá pronto. Con lo que no termino de estar de acuerdo es con eso de que deposité en el mayor de las dudas. Si acaso la misma que pongo en cualquier otro libro de Millás.

Escribí:
"Leo a Juan José Millás desde hace bastante tiempo. He seguido con cierta fidelidad –algo a lo que no acostumbro en literatura- todas las obras que ha ido publicando desde que cayó una en mis manos. Así que me he conformado una imagen de él que me lleva a pensar lo siguiente: si se ha presentado al premio, ha sido, entre otras razones, porque creía que en su novela ‘El mundo’ asumía nuevos riesgos. Millás es escritor por encima de todas las cosas. Puede gustar más o menos, tendrá obras mejores y peores, como la mayoría de los que se dedican a esto, pero no se puede dudar de su naturaleza literaria. Y esto, teniendo en cuenta algunos socavones del premio, no es poco.
Aún no he leído el libro, como es obvio, pero me alegra que haya sido un escritor como Millás el que se llevara el gato al agua, los euros a su cuenta corriente y los primeros honores de la promoción. Su trayectoria demuestra que merece sobradamente que su literatura se abra a nuevos lectores. Y este premio le traerá eso. Cuando la lea, hablaremos de lo que realmente importa."

Es una alegría volverte a tener por aquí.

Luna dijo...

ya me ha contado mi tío tus aventuras policiacas en Madrid!!!!

Juan Manuel Gil dijo...

muy cierto lo que te cuenta tu tío, luna. tuvimos escolta hasta la misma puerta del hotel. menos mal que no les dio por registrarnos...

Dami� dijo...

parece mentira que después de tanto tiempo no sepas donde guardar las sustancias psicotrópicas...

Sr Curri dijo...

Buena selección de libros. "Dinero" me ha encantado, aunque sea difícil designarlo como un libro de poemas. De micro-relatos más bien, ¿no? Aunque si lo que trata la poesía es de producir sensaciones, ningún libro actual mejor que este. No he visto a nadie que lea "¿No has pensado en prepararte unas oposiciones?" y se quede indiferente.
De McCarthy me he quedado con la intriga. Estaba a punto de leerlo cuando me encontré con esta crítica demoledora de Miguel Ángel Muñoz: http://elsindromechejov.blogspot.com/2007/12/no-es-pas-para-viejos-cormac-mccarthy.html
y la verdad es que se me quitaron las ganas. Me fío mucho de sus opiniones y tenemos gustos comunes, así que me puse a leer otras cosas.

Yo señalaría también, como cosa a resaltar, la gran decepción del año, que para mí fue "Viajes por el scriptorium" de Paul Auster.

Un saludo.

Juan Manuel Gil dijo...

amigo damián, qué te hace pensar que eran sustancias psicotrópicas... mucho peor, amigo.

amigo sr.curri,me alegra que coincidas en gran medida con mi selección literaria. a mi me gustó mucho la carretera. y leí la crítica de miguel ángel a posteriori. menos mal, porque yo también soy de los me fio ciegamente de sus recomendaciones/no recomendaciones, y eso me habría costado no leerla. de todas formas, el critica otra novela que no es ésta, aunque es muy probable que tengan que ver. a mí también me defraudó la última de paul auster. y me dolió fuerte, la verdad. a todo esta lista de éxitos podríamos incluir el imperecedero 'como se ha ce una tesis' de umberto eco.