domingo, febrero 17, 2008

Universidad Laboral


Itinerarios

Yo pertenezco a esa híbrida y, quizá, desorientada camada de estudiantes que cursó Educación General Básica (EGB) y, después, dependiendo de lo que te sugiriera tu-maestro-de-toda-la-vida, cogía el itinerario de la Formación Profesional (FP), del Bachillerato Unificado Polivalente (BUP) o, en un acto de valentía y modernidad, te podías arriesgar y jugártela a una carta matriculándote en un desconocido –por entonces- pero apuesto 3º de Educación Secundaria (ES) -que era lo que correspondía una vez superado 8º de EGB-. Por suerte, mi maestro-de-toda-la-vida le dijo a mi madre con una de esas voces que nacen en la caja torácica: Señora, este niño tiene que hacer BUP. Y eso me trasmitió ella mientras almorzábamos un día de finales de junio. Primero, segundo y tercero de BUP, COU, Selectividad y Universidad. O lo que es lo mismo: sota, caballo y rey.
Se dice mucho, cada vez más, lo de que ‘de aquellos polvos, estos lodos’, pero la verdad es que yo no me quejo. No sé si porque conseguí eludir el modelo de Educación Secundaria que nunca ha terminado de cuajar y que no han sabido reconducir o porque eran otros tiempos o porque, sencillamente, mi maestro-de-toda-la-vida supo orientarme con bastante tino. Pero lo cierto es que siempre he tenido un concepto bastante digno de la educación académica que recibí entonces.
Los maestros y profesores que se encargaron de aquella labor, salvo algunos que ya se jubilaron con un cansancio más anímico que físico, siguen al pie del cañón. Y de una parte importante de ellos mantengo intacto un recuerdo de su actividad docente bastante grato. De hecho, puedo reconocer que si desarrollé determinados gustos por determinadas materias que luego han formado parte indispensable de mi vida (la literatura, por ejemplo), fue por el hipnotismo que ejercieron sobre mí algunos de esos profesores.

Espacio

Pero hubo algo que marcó de una forma indeleble mis años de bachillerato. Me refiero al espacio físico que tuve que recorrer durante cuatro cursos, a partir de las ocho y cuarto de la mañana y hasta las tres menos cuarto de la tarde: la antigua Universidad Laboral.
En la actualidad, cuando la Educación Secundaria Obligatoria ya es la reinona de todas las fiestas estudiantiles, ha pasado a llamarse IES Sol de Portocarrero. Que tiene enjundia y poesía, la verdad. Pero que sigue sin superar su naturaleza de entonces: un lugar que más que etiquetas tenía nombres de pila: Uni, Laboral, CUA y CEI. Todos ellos a la vez y ninguno en especial. Más o menos como cualquiera de los estudiantes y profesores que hacíamos vida allí hasta el mes de junio.
Lamentablemente, según he podido leer días atrás en este periódico, parece que el olvido ha mordisqueado sus pasillos y sus aulas. Y es algo para echarse las manos a la cabeza. Porque es probable que se trate de uno de los edificios modernos más emblemáticos de nuestra ciudad. Un edificio diseñado por el reconocido arquitecto Julio Cano Lasso. Una construcción que no hace mucho tiempo fue motivo de exposición en el Centro de Arte ¿Museo? de Almería. Un espacio que debería estar recogido en cualquier guía de arquitectura de nuestro país y para el que tendrían que organizar visitas guiadas durante el fin de semana por su indudable valor arquitectónico. Pregúntenles a los expertos y verán qué dicen.
Tengo el recuerdo intacto de aquellos profundos pasillos, la piel blanca de su estructura, su pose extendida de animal vivo de secarral, la luz ahogando cada rincón, sus patios interiores destrozando el concepto tradicional de aula, sus cristaleras anunciadas con círculos naranjas y el viento custodiando todo el perímetro.
Tiene razón la arquitecta Beatriz Pereiro cuando dice que es necesario el entendimiento entre Junta de Andalucía, Ministerio de Vivienda y Colegio de Arquitectos para la rehabilitación y conservación de este edificio. Y cuanto antes mejor. Ahora que estamos a tiempo. No nos vaya a pasar como siempre.

Juan Manuel Gil

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Se me ha encogido el corazón al leer la parte del IES Sol de Portocarrero (yo lo he conocido con ese nombre). He estudiado en ese instituto y sí que es cierto la importancia a nivel arquitectónico que tiene, y ya no solo eso, sino los momentos que he podido vivir allí y la gente a la que he podido conocer, tanto alumnos/as (actualmente amigos/as) como profesores y encargados de Cantina, jajajajaja.

Gracias por escribir asi, un saludo

Juan Manuel Gil dijo...

gracias a ti por pasarte por la casa del nadador. al igual que tú, yo también pasé grandes momentos en aquellos pasillos, aulas y patios. y, cómo no, en su emblemática cantina. entre todos tenemos que procurar que aquello siga siendo un edificio puntero. la rehabilitación no puede tardar en llegar. así que lo más probable es que nos tengamos que poner cansinos y sacar este tema una y otra vez. gracias. de nuevo. vuelve por aquí cuando quieras.

Dami� dijo...

Ya sabemos como somos aquí, que no tendremos mucho, pero lo poco que tenemos no lo cuidamos.


Hablando de institutos, la semana pasada pasé de visita por un colorido edificio junto con Willy. Todavía te siguen recordando y echandote de menos.


Un saludo, Damián.

Juan Manuel Gil dijo...

amigo damian, es triste,pero tienes razón. yo también me acuerdo de aquellos años, de aquella magnifica gente y de aquel lugar. saludos a willy.

Anónimo dijo...

Saludos para La casa del nadador.

Soy un arquitecto interesado en la historia de la arquitectura moderna en Almería capital y su provincia.

Navegando por internet en busca de información me han llamado la atención tus comentarios sobre la obra de Cano Lasso en nuestra ciudad y su estado de conservación (preocupante me temo, dados nuestros antecedentes como ciudad).

Haces referencia a la opinión al respecto de una arquitecta llamada Beatriz Pereiro y me gustaría, si fuera posible, obtener más datos sobre sus comentarios ya que no he sido capaz de encontrar nada en la web.

Muchas gracias de antemano y mucha suerte para el nadador y su casa.

Juan Manuel Gil dijo...

amigo anónimo, lamento decirle que no puedo facilitarle más datos de los que hay en el artículo. en su día me informé del asunto a través de la prensa. creo que si se acerca al colegio de arquitectos le facilitaran toda la información que salio publicada entonces. si no recuerdo mal, fueron ellos quienes organizaron la visita a la antigua universidad laboral. un saludo y vuelva cuando lo desee.

Anónimo dijo...

Hola Juan Manuel.

Muchas gracias por tu amabilidad y tu respuesta. Seguiré investigando en esta cuestión de la arquitectura almeriense, que me interesa, y también por supuesto leyéndote siempre que pueda.

Recibe un abrazo

Almècija dijo...

Hola,Juan Manuel,soy Antonio Almècija;de la primera promociòn de la UNI.Fuì elegido delegado representante de la misma,y en el 76 ingresè en la de la Coruña.Alguna huella quedarìa de tal promociòn.A sido grato encontrar este blogs,aprovecho para comunicarte que hace dos y poco años formamos una cosa parecida a una asociacion"AMIGOS DE LA UNI".Estamos yà en el 2ºencuentro.se celebrarà 2 Mayo 2009.Mi tfno 606309834.YA TE EXPLICO

PAQUI RUIZ SILLERO dijo...

Hola Juan Manuel, soy Paqui Ruiz Sillero, antigua alumna de la Uni Laboral, promoción 1987-1991. He visto de casualidad estos comentarios y no puedo dejar la oportunidad de expresar mi mas profunda nostalgia por los años que viví como interna en este instituto. Forman parte de la historia de mi vida. Mis compañeros Avi, Leo, Yoli Navarro, Merecedes Casas, Albina, Mercedes Lorenzo, Manoli Rojo López, el Director Ecequiel, mi tutora Milagros, el rocker Andres Garcia Macho, Fernando, Cabeo...El salón de estudio, el comedor, el patio, recepción, megafonía, aquel "ruego encarecidamente que baje tal alumna", los cafés en noches de estudio...los círculos, los tejados por los que algunas compañeras saltaban por las noches con el fin de pernoctar fuera del centro a escondidas... tantos y tantos recuerdos. No sabía que ahora ese edificio se había convertido en un castillo fantasma. Más pena me da aún al recordar todas mis vivencias en el mismo. Dónde fueron mis compañeras queridas, dónde mis profesores, dónde el alma de la Universidad Laboral, su olor, su luz, su vida.
Animo y a ver si se consigue la rehabilitación del edificio.
Este es mi e-mail: ruisi73@hotmail.com. A ver si lo ve tambien alguien de mi promoción.

LaDragonaAmarilla dijo...

hola desde mADRID! casualidad... no sé porqué me dio por escribir "universidad laboral" en el google... quizás porque de pronto me acordé de Las Negras y me dieron ganas de transportarme hasta alli.

Soy Yolanda, y pertenezco a la primera promoción de la laboral.
He sonreído al ver vuestros comentarios y me ha llevado por los tejados que yo recorría mientras os proyectaba una peli en el salón de actos y me asomaba, boca abajo, por encima de la biblioteca.

Hace mucho que no recorro esos pasillos ni subo por esos tejados, pero sí que es verdad, que la útima vez sentí pena al verlo tan descuidado.

Suelo ir a Almería bastante a menudo, a veces coindiciendo con las jornada de teatro que Antonio Serrano dirije. Y otras, a recorrer las calles y el Cabo de Gata que me sigue dando la mejor paz.

Almécija. Un beso.
Nadador, no te recuerdo por el nombre... igual tú a mí si.

yolandia.pm@gmail.com

Saludos para todos.
Yolanda (de Valladolid)

Maria Jose dijo...

Hola! soy Maria José( de Caudete Qque es un pueblo de Albacete) y estuve allí tres años estudiando (quinto ,sexto y cou).Soy de la primera promoción que fue allí , tenía 14 años ,nosotros la estrenamos.Allí conocí a muchas amigas de toda España(Aranxta,Ainztane,Conchi,Pepita,Mari Carmen,Ethel,...)os podría decir hasta de donde eran,fuímos las primeras y eso fue un poco duro pero aprendimos mucho y aquello, por lo menos a mí ,me sirvió bastante cuando estudié Magisterio.Siempre he estado muy agradecida y he recordado mucho a un profesor de literatura que tuve que se llamaba Antonio . Me enseñó a amar la lectura y el cine ,pues también nos teníamos con él cineforum(allí nos puso en esos años El acorazado de Potenkim,piensa que eran los años1975-77).
Quizás alguna de las que estuvieron allí me conozcan y quieren escribirme en mi correo que es:
visazaro@ono.com

Un saludo.Maria José P.A.

Maria Jose dijo...

Hola soy Maria Jose Montero y yo estuve cinco años interna en la Universidad Laboral.Aún recuerdo esos pasillos interminables, ese patio tan peculiar, ese comedor con Manoli y Ocaña al frente,mis compañeros/as a los que añoro muchísimo y en definitiva todo.He tecleado Universidad Laboral para ver fotos, recordarla..y cuando he leido que no está muy bien, no me ha gustado.Espero que se den cuenta de lo que representa ese edificio y se pongan manos a la obra.Saludos.

Anónimo dijo...

Yo también estudié en la "UNI",soy de granada por tanto interna. Fueron unos años muy bonitos aunque el principio fue duro.Aunque parezca raro lo que recuerdo con más cariño es a los profes,Antonio Serrano, Diego Ecija,Mª Luisa,Elena,La timidez y ternura del profe de filosofía,la ironía y sarcasmo del profe de biología,etc...Todos ellos hicieron que yo amara la profesión que desempeño ahora y hay veces que en mo rutina diaria del trabajo reacciono como ellos lo hacían.
Un saludo para todos los que estudiaron en la promoción 80/84.

Anónimo dijo...

hola soy pepi

lourdes dijo...

Hola soy Lourdes yo fui de la primera promoción estuve allí hasta el curso 76/77.Fueron años duros pues estábamos lejos de casa( yo venia de guipuzcoa)pero entrañables, pues la relación con las internas de la universidad fue muy estrecha.Hoy he contactado con una exalumna de mi promoción (de Albacete)y hemos quedado en vernos.Os recuerdo a las dos que habeis contactado Yolanda de Valladolid ( tocabas muy bien la guitarra) y a Maria Jose Perez Amoros de Caudete ( el primer año compartimos habitación en el primer piso alli estaba otra chica de Caudate (no recuerdo el nombre) Pepi de Alicante, Rosa de Burgos y otras mas.Por cierto no se si os acordareis de Lourdes Lechuga Cercas de Madrid, falleció en el 2007.Abrazos enormes para toda aquella promoción