sábado, mayo 10, 2008

Inopia en 'Publico' by Antonio Orejudo (10)




19 comentarios:

ana dijo...

felicidades nadador.

Juan Manuel Gil dijo...

muchísimas gracias, amiga ana. por pasarte y por tu felicitación.

raúl Q dijo...

en la Quimera de este mes también hacen una reseñita de Inopia. Con eso y una linterna es para estar de fiesta una larga temporada, :)

Juan Manuel Gil dijo...

amigo raúl, cierto. aunque aún no tengo ningún ejemplar en mi poder. espero tener el número para el lunes. en cualquier caso, ya me hizo un amigo una lectura dramatizada de la reseña. salir en quimera, como tú dices, siempre es motivo de fiesta. linterna en ristre.

luna dijo...

me gustó leer esa columna de antonio. oye para cuándo necesitas lo del correo?

nos vemos.

Willy dijo...

Juanma! Profe! jajaja. Muchisimas Felicidades por tu libro. Aún no he tenido el placer de leerlo, puesto que estoy en Madrid y aún no lo venden.
Llegarás a hacer alguna presentación por Madrid??

1saludo y 1abrazo

Guillermo

Juan Manuel Gil dijo...

luna, mándamelo cuanto antes. tus poemas. se lo dijiste a jacinto? si es el lunes o el martes, mejor que mejor.

amigo willy, espero que todo te esté yendo de lujo. en madrid, no tendrás problema en encontrar el libro en la librería central del Museo Reina Sofía. quiero presentar el libro allí y de hecho lo haré. pero es probable que después del verano. ya me dirás que te pareció Inopia.

PEPE dijo...

Buenas Juan Manuel -no sé si serán días o tardes cuando leas esto-.

Esta mañana he comprado tu libro en el expositor de El Gaviero. Me lo ha vendido el hijo de un conductor de locomotoras, natural de Salamanca, que me ha recordado el tacto del hollín en el paladar. Un castellano ciertamente agradable.
Es cierto que es una pena que en una feria de una ciudad como Almería sólo expongan dos editoriales -lo cual dificulta ciertamente la compra de libros, pues la oferta de las instituciones públicas, literariamente hablando, es escasa-, y que el publico no abunda, pero no quisiera yo caer en pesimismos ni derrotismos en este tema, pues la lectura, al final, es un gratificante placer onanista, con lo que allá cada cual...

El objeto del atrevimiento de escribirte -me empuja el prólogo de Vila-Matas- es pedirte que leyeras algo que he escrito y que hasta ahora no ha salido de mi círculo de amigos, con lo que poco de verdad se puede esperar de su crítica.
Sé que en este país se escribe más que se lee, y que seguramente peticiones como la mía recibirás casi de forma rutinaria -soy uno más de los que escribe en vez de leer y que encima te lo manda-, pero en fin, ya te he dicho que esto era fruto del atrevimiento.

Si tu respuesta fuera positiva, dime por favor cómo podría mandártelo, y en caso contrario, agradecerte tu tiempo, y decirte que leeré con mucho interés tu novela.

Un saludo.

Jose Ramón Parra

Perseo dijo...

Leelo, Juanma. Nunca se sabe cuándo puedes necesitar un abogado. Sobre todo, después de invitar a tanta y tanta gente a pasear por el borde de tu piscina.

Si Orejudo lo dice, será verdad...

Juan Manuel Gil dijo...

amigo josé ramón, muchísimas gracias por hacerte con el libro. el hijo del conductor de locomotoras, además de eso, hijo encantador, es un excelente escritor y orador. lo segundo ya lo habrás comprobado. dime una dirección donde pueda escribirte y cerramos el envío de tu libro, que leeré gustosamente. un abrazo y espero leerte a menudo por aquí.

amigo perseo, abogados? de pequeño quería ser uno de ellos. después de astronauta y antes que arqueólogo. palabra de orejudo.

Olvido dijo...

Enhorabuena. No está nada mal que un maestro hable bien de tu novela.
Por cierto ¿astronauta, abogado arqueólogo...? ¿cuándo decidiste que mejor te hacías ratón de biblioteca y coleccionista de "Quimera"?
Un saludo.

PEPE dijo...

Gracias Juan Manuel por tu atención, y a ti Perseo por tu apoyo -desconocía yo la fuerza de una toga fuera de los estrados-.



Mi correo es:

jrparra@lealtadisabogados.es



Pdt.- Nunca quise ser astronauta, por el vértigo a las caídas ¿sabes?, pero pertenezco a una generación de arqueólogos. Por entonces lo único que podíamos hacer era buscar fósiles.

Juan Manuel Gil dijo...

amiga olvido, creo que aún no he descartado lo de astronauta. estos días hay un casting en madrid. lo he visto en cuatro. de hecho, leo quimera como preparación iniciática.

amigo pepe, ya in connection.

Manu Muñoz. dijo...

Amiguito, estás que lo tiras.Y no sabes cuanto me alegro, por dos razones: la primera porque eres mi amigo y para mi un tio de una pieza y la segunda porque a esta ciudad le hacía falta que viniera alguien a darle una mano de dignidad y honestidad creativa...pura y brillante.

Te veo pronto. Manumuñoz.

Sr Curri dijo...

Felicidades, Juanma, estás que te sales.

Por ponerle una pega a la cosa, la presentación que te hizo Orejudo en directo fue mucho más guay.

Podría haber copiado algún párrafo de aquello y ponerlo aquí -haz presión para que publique esa presentación en algún sitio porque estuvo genial (en algún futuro libro con sus textos periodísticos y conferencias reunidas, se me ocurre)-.

Que no es que esté mal ni mucho menos lo que ha dicho sobre tu libro en Público, pero como ya le había oído decir cosas más chulis, pues me sabe a poco.

Saludos,
Sr.C

Juan Manuel Gil dijo...

amigo manu, qué voy a decirte: que muchísimas gracias por tu generosidad. espero verte pronto.

amigo sr.curri, sí, cierto, el texto que leyó en mi presentación es potentísimo. y espero que se publique. creo que será así.

PEPE dijo...

Buenas noches Juanma,

Esta mañana un notario me hablaba de la generación Nocilla. Yo le he repuesto con Inopia.

Jaque.

ya te contaré también su opinión.

Juan Manuel Gil dijo...

amigo pepe, muchísimas gracias. la imagen es potentísima: un notario hablando de la generación nocilla. doy fe. cuando nos conozcamos, ya me contarás qué te dijo. de la generación y de inopia. y del maravilloso mundo de la letra pequeña. un saludo.

Dami� dijo...

¿El capitán Pescanova se olvidó esta semana de quitarse la ropa como nos tiene acostumbrados?


Damián.